h1

Martin Bormann

Martin Bormann nació el 17 de junio de 1900 en la localidad de Halberstadt, Sajonia-Anhalt. Su padre era suboficial músico del Ejército y murió cuando su hijo apenas contaba con 4 años. Su madre se casó en segundas nupcias, con el director de una agencia bancaria.

Sirvió poco tiempo en el ejército durante la I Guerra Mundial.

Durante la República de Weimar pasó un tiempo en la cárcel, acusado de asesinar a un colaboracionista con la invasión francesa del Ruhr.

En 1929 se casó con Gerda Buch, hija de un colaborador cercano a Hitler, con quien tuvo diez hijos, además de una extraña relación de simultánea ferocidad y ternura que sigue sorprendiendo a sus biógrafos.

Perfil de su personalidad

Se consideraba a sí mismo como “asesor primero y fundamental”. Hombre que clamaba de una fidelidad a toda prueba hacia el Führer, éste le hizo su “hombre de confianza”.

De personalidad intrincada, carácter explosivo y ambicioso, conspiró en muchas ocasiones para medrar en el partido.

Despreciaba a Heinrich Himmler por considerarlo hombre de poco carácter pero, aún así, se apoyaba en él para lograr sus fines. Justamente por todo lo contrario, temía a Reinhard Heydrich, a quien jamás se atrevió a acercarse.

Administraba los ingresos de Hitler por el concepto de derechos postales y bibliográficos relacionados con Mi lucha.

Martin Bormann fue además el causante de la declinación de la figura política de Hermann Göring, y sus maquinaciones aislaron a Hitler de la realidad política cercana.

En 1943, conspiró con Himmler, sin éxito, para derribar a Albert Speer de la lista de sucesores de Hitler. Erwin Rommel fue una de sus principales víctimas, repudiado solapadamente por otros líderes nazis, su poder creció después del atentado del 20 de julio de 1944.

Pretendió ser el sucesor de Hitler, por lo que sufrió una gran desilusión al ver que el almirante Karl Dönitz era finalmente nombrado en el testamento que Hitler dictó y fue mecanografiado por su secretaria Traudl Junge en el búnker en los momentos finales del régimen.

Trayectoria en el NSDAP

Bormann se unió a varios grupos de corte antisemita antes de ingresar en el Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei o NSDAP (Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores) en 1924. Estuvo preso durante un año acusado de un homicidio de corte político. Después de su liberación, Bormann se unió al partido NSDAP en Turingia, en 1925.

En 1929 fue asignado al Comando Supremo de las Sturmabteilung (SA) y en 1933 fue nombrado Reichsleiter del partido. Ese mismo año se convierte en miembro del Reichstag. Fue General de la Schutzstaffel (SS) y Jefe del Estado Mayor junto con Rudolf Hess. Tras el frustrado viaje de Hess a Escocia en 1941, para negociar con Winston Churchill, Bormann asume la presidencia de la Cancillería y la dirección de la administración del partido. En su cargo, se ocupó de distribuir los fondos que llegaban a las filas nazis de las empresas y empresarios alemanes, repartiéndolos entre los líderes. Igualmente, se fue convirtiendo en un secretario personal de Hitler que administraba sus cuentas y además actuaba como contralor de los Gauleiters y Reichsleiters.

A finales de 1942, Bormann había reemplazado a Hess en todas sus funciones, además de nuevas atribuciones que Hitler le otorgó, como ser ejecutor e intérprete de sus órdenes, ya que el Führer estaba cada vez más replegado en su cuartel general. Bormann decidía quién podía entrevistarse con Hitler y quién no, además de decidir su agenda personal.

Para la boda de Adolf Hitler con Eva Braun, 29 de abril de 1945, Bormann fue el único miembro de la jerarquía nazi testigo de ello junto con Goebbels.

Fue uno de los últimos que vio a Hitler con vida, y quedó a cargo de su última voluntad en vida como interlocutor de su testamento.

La caída

Hacia el final de la guerra, fue visto por última vez en el búnker de la Cancillería el 30 de abril de 1945.

El 2 de mayo, durante el asedio al Reichstag se organizó una fuga del personal del Führerbunker hacia las zonas ocupadas por el ejército estadounidense, en esta fuga iba también Erich Kempka, chófer personal de Hitler. La fila iba escoltada por tanques Tiger.

Bormann iba acompañado de Ludwig Stumpfegger, médico personal de Hitler quien le suministró el cianuro a la familia Goebbels, al costado de uno de estos tanques. Cuando estaban en la Invalidenstrasse, al norte del río Spree en Berlín, el tanque fue impactado por un obús ruso. Arthur Axmann, líder de las Hitlerjugend, quien también iba en la fila, vio salir a Bormann y a Ludwig Stumpfegger despedidos del tanque en llamas, y cuando logró llegar a él, lo vio tan mal que creyó estaría muerto y dejó el cuerpo a un costado del camino, sin saber qué habría ocurrido después con Bormann.

El Tribunal de Nuremberg lo juzgó en ausencia y rebeldía, y fue condenado a muerte.

Bormann, ¿espía de la URSS? [editar]

Un rumor insistente en la bibliografía sobre Bormann, es que durante toda la guerra habría sido informante y agente soviético. Al parecer, ciertas investigaciones efectuadas incluso durante la guerra, como consecuencia de la creciente preocupación alemana sobre las detalladas informaciones que poseía Stalin sobre los movimientos y ejércitos del III Reich, podrían haberle señalado como tal.

Especulaciones sobre su muerte

Varios años se especuló con la posibilidad de que Bormann hubiese escapado de Alemania. Varias hipótesis hablan que escapó a Sudamérica, ya que tras el fin de la guerra, tanto Chile como Argentina, Brasil y Paraguay habrían recibido a criminales nazis que huían de Europa. Algunos dan como falsas estas hipótesis ya que dicen que fueron creaciones de Ladislas Farago con fines de mercadeo.

En Argentina se escucha un popular dicho que se hizo conocido por los años ’60 y que rezaba: “Martin Bormann está vivo y goza de buena salud en Buenos Aires”, aunque no hay pruebas que acrediten su estancia en dicho país.

Pero la historia es popular por Chile. Hay personas que dicen haberlo visto por el sur de aquella nación y era conocido por el nombre de Juan Keller Keller, presentando documentación que lo acreditaba como chileno. Habría vivido por la X Región chilena específicamente en la localidad de Trumao, en la comuna de La Unión, habría facilitado su presencia el hecho de que la ciudad está conformada por una gran colonia alemana residente desde 1846 con el arribo de las familias alemanas Kindermann, Philippi y Yaeger. La nacionalidad la habría conseguido al casarse con Ruth Mundaca, quien era funcionaria del Registro Civil chileno, y tuvo una hija de nombre Eliana. De Chile, por los años ’60, habría escapado y huido a otros países latinoamericanos, incluso se especula que escapó a Inglaterra. Algunos concuerdan que su huida fue por la captura de Adolf Eichmann en Argentina por agentes del Mossad. No obstante, la aparente veracidad de esta información es refutable ya que se basa solo en especulaciones respecto del supuesto parecido físico entre el ciudadano Keller y el desaparecido Bormann, donde si se analiza detenidamente ambas fotografías y se hace encajar las facciones, el parecido supuesto no es tal.

Revelación del misterio de su muerte

El 7 de diciembre de 1972, aparecieron pruebas que corroboraban lo dicho por Axmann en los últimos días de la Alemania Nazi, ya que no lejos del lugar en el que vio los cadáveres, unos obreros de una construcción berlinesa encontraron los restos de dos esqueletos, en la avenida Invalidenstrasse. Uno de ellos correspondía a un hombre corpulento y el otro a un individuo más bajo. La policía sospechó que podía tratarse de los esqueletos de Stumpfegger (medía 1.90 de altura) y de Bormann (medía 1.68), comprobando el relato de Axmann. Como parte de las investigaciones, la policía interrogó en Berlín a quien fuera dentista de Bormann, el doctor Fritz Echtmann, quien reconoció las coronas que había colocado al lugarteniente de Hitler.

En 1999, a petición de la familia, se realizaron pruebas de ADN a los restos encontrados en Berlín en 1972 confirmando que eran los de Martin Bormann, poniendo así fin al misterio.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: